Riesgo
CC- Atribución Algunos derechos reservados por epSos.de

El riesgo es inherente al emprendimiento. Es extraño que podamos conocer todos los posibles resultados, con lo que esta falta de información de las consecuencias de nuestras decisiones conlleva mucho riesgo.

El riesgo, por otra parte, es subjetivo. Lo que uno puede ver como mucho riesgo otro lo puede ver como menor. ¿Tenemos los emprendedores mayor tendencia al riesgo? ¿Es la mente del emprendedor diferente? Esto podría parecernos, pero según Lowel Busenitz en “Entrepreneurial Risk and Strategic Decision Making” esto no es exactamente así. Sencillamente es una percepción diferente del riesgo. Para alguna gente, el sentarse en un puesto de funcionario durante 40 años, haciendo lo mismo y en el mismo lugar, es atractivo. Para otra gente representa el infierno. Es una percepción distinta de dónde está el riesgo, más que una vocación natural para enfrentarse al mismo. 

Las decisiones estratégicas de los emprendedores tienen riesgo por varios factores, como la falta de información, pero los emprendedores solemos ignorar hechos que no queremos ver. Queremos ver una perspectiva más optimista para los objetivos que perseguimos. Favorecemos el resultado que mejor nos conviene. 

¿Cómo se debe entonces enfrentar un emprendedor a sus riesgos? Mediante un procedimiento de evaluación serio. Cualquier metodología de riesgos de Gestión de Proyectos puede funcionar bien. Hay que evaluar correctamente cual es el impacto de nuestra decisión (en este caso tanto beneficios como perjuicios)  y la probabilidad de que esto suceda.

En el caso de un emprendedor hay que hacerse preguntas con las consecuencias, más allá de los posibles perjuicios económicos. Por ejemplo ¿Qué me costaría volver a hacer lo que estoy haciendo? ¿Perdería o ganaría mi experiencia si salgo a emprender y vuelvo a trabajar si fracaso?

Otro riesgo es pensar ¿Qué es lo que me puede sacar del negocio? Es posible que, con innovaciones, pueda producirse otra que literalmente nos pueda dejar fuera de la contienda. Los mapas de TomTom… bueno… por poco está fuera. Puede haber un Google Maps que nos deje fuera. Estos riesgos se pueden mitigar abriendo el mercado y diversificando este riesgo.

¿Qué debo hacer entonces para tomar mejores decisiones?

  1. Estar informado de lo que acontece en tu mercado.
  2. Aplicar múltiples perspectivas. Habla con la gente, pide su opinión y tenla en consideración. Recuerda que a la gente le encanta hablar de su trabajo.
  3. Usa puntos de vista más generales y más concretos. 

Para terminar, recordar que la peor decisión es la que no se toma.