Buscar

Blog de Alfonso Tienda

Marketing, Startups, Proyectos y Tecnología.

Categoría

Comercio Electrónico

Marketing de Nicho: Usar Google para que te contraten en una empresa

niche-marketing-marketing-onlineEsta historia me es referida por un profesor mío australiano. En principio no tengo por qué dudar de ella, pero como toda historia narrada sobre otra persona, entiendo que por el camino me dejaré los detalles. Pero sea una historia, un mito o una parábola, funcionase o no, creo que es un buen ejemplo de como utilizar Google como márketing de nicho. Acercarnos, no sólo a un target específico de consumidores sino a un consumidor en singular.

La historia, parafraseando a mi profesor, viene a ser algo así:

Conozco a una persona que se quedó en el paro y quería que le contratasen en un puesto concreto y tenía una lista de empresas favoritas donde trabajar. En lugar de enviar el currículo a recursos humanos, se dispuso a realizarlo de una forma más creativa.

Primero de todo, averiguó el nombre y apellido de todos aquellos directivos que, en el caso de ser contratado, serían sus superiores. Posteriormente compró en Adwords estos nombres y apellidos para que apareciese un anuncio personalizado para estas personas, con un ‘Contrátame, Peter’, enlazando a su currículo en Internet.

Al final, consiguió ser contratado en una de estas empresas con una inversión inferior a 20 dólares.

20 dólares (australianos) para ser contratado. Menos de lo que costaría imprimir los currículos. Pero esta historia, posible, demuestra una cosa: hasta google, que no es una red social y es un medio masivo en Internet, puede ser usado para la máxima segmentación, hasta encontrar, con nombre y apellidos a nuestros consumidores. Porque ¿Quien no se busca a si mismo en Google? ¿A quién no le impactaría un anuncio hecho para Él?

Anuncios

Los retos de la venta de medicamentos Online

Imagen CC-A by Adderall Price
Imagen CC-A by Adderall Price

El real decreto 870/2013 es, tras 7 años de espera, la posibilidad de la venta online de medicamentos. Una oportunidad para aquellas farmacias que quieran vender de otra forma. Algunos estudios cifran, en un plazo de 4 años, del 7 al 10% del volumen total de ventas por este medio. Probablemente exagerado, probablemente no, pues se acerca al uso online que de la sanidad empiezan a usar los ciudadanos (cerca de un 10% de citas por Internet en la Comunidad Valenciana, por ejemplo)

Pero había un tema importante que solucionar. El farmacéutico tiene más competencias que las de un mero suministrador de medicamentos, así que este Real Decreto viene a regular la dispensación de medicamentos en los términos que las anteriores legislaciones disponen.

En esta entrada trataremos varios aspectos del real decreto, relacionados con las implicaciones técnicas de instalar una tienda online para su suministro. Estos son:

– Catálogo de medicamentos permitido

– Requisitos de la Web de comercio electrónico

– Requisitos de dispensación

– Requisitos logísticos

– Limitaciones en cuanto all marketing

Catálogo de medicamentos permitido

Como norma general, podemos establecer que el catálogo de medicamentos permitido para el comercio electrónico son los medicamentos (de uso humano, no veterinario) sin receta con la importantísima excepción de los preparados oficinales. Esta última restricción, junto con que los medicamentos están sujetos a precios oficiales, destruye de alguna manera la competencia en precio, junto con alguna restricción que veremos más adelante.

Los medicamentos se han de identificar con el nombre de presentación autorizada, y además la descripción ha de ser literal con el prospecto. Un buen catálogo, por lo tanto, dispondrá de buenos resumenes ‘literales’ del prospecto, para poder ser encontrados con facilidad.

Requisitos de la Web de comercio electrónico

El nombre de dominio tiene que haber sido registrado por el titular o los titulares de la oficina de farmacia. En este punto parece que el legislador intenta restringir el acceso de intermediarios a la venta online, como podría ser el abrir una tienda de farmacia en Amazon. Aunque, por el momento, no impide que Amazon, por ejemplo, pueda adquirir oficinas de farmacia con el objeto de vender medicamentos, el titular farmacéutico tendría la titularidad del dominio.

Por otra parte, la web no podrá ofrecer o enlazar a herramientas de autodiagnóstico o automedicación que obvien el obligado asesoramiento del farmacéutico. Esto es un tema complicado, puesto que probablemente esté limitando la posibilidad de hacer venta cruzada con otros elementos de la tienda mediante algún sistema de inteligencia de negocio. No parece limitar el hecho de sugerir productos mediante la indicación de ‘otros usuarios han comprado esto…’ o bien productos de parafarmacia. Veremos cómo evoluciona este punto.

Requisitos de dispensación

Para poder atender a un pedido, en principio se ha de solicitar el nombre y apellidos, teléfono, correo electrónico y dirección postal. No es comprensible solicitar dos datos completamente sustitutivos (teléfono y correo electrónico), y creemos que la forma de contacto debería ser seleccionada por la oficina de farmacia o bien por el comprador, pero el legislador, en un alarde de sus escasos conocimientos de comercio electrónico, establece como requisito el tener teléfono y correo electrónico con el objeto de que el farmacéutico ‘pueda ponerse en contacto con el comprador para remitirle la información correspondiente que permita su correcto uso’. Como nos tienen acostumbrado ciertas legislaciones, de nuevo se extralimitan en unos puntos dejando otros vacíos. Considero que la forma de contacto, hoy en día, pueden cambiar tanto que no debería ser necesario establecer cuál es, y no tener que cambiar la normativa en caso de que cambie.

La farmacia podrá habilitar cuestionarios a rellenar por parte del público para la identificación del medicamento solicitado así como cualquier otra información relevante con el fin de asegurar un buen uso del mismo. Este punto lo considera como posibilidad pero parece interesante, si bien la palabra ‘cuestionarios’ no es correcta, probablemente ‘formularios’ y esperemos que deje abierta la posibilidad a otra forma de contacto.

Requisitos de logística

El Real Decreto establece que la venta debe realizarla un farmacéutico desde su oficina de farmacia, previo el asesoramiento especializado conforme a la ley de garantías y uso racional del mediamento. Esto, en principio, parece impedir que los medicamentos sean distribuidos directamente desde el laboratorio o cooperativa, forma habitual para comercio electrónico. Esto obliga a la farmacia a disponer de su propio contrato logístico, en principio y en este caso puede ser a través de un intermediario cooperativo, por ejemplo.

Naturalmente, el transportista debe estar capacitado para enviar los medicamentos dispensados en perfectas condiciones. Algunos transportes pueden encarecer la logística (medicamentos de nevera) y probablemente a muchas oficinas de farmacia no les interese incorporarlos en su catálogo online.

En cuanto a las devoluciones es un tema como siempre complejo. Como cualquier oficina de farmacia sabe, un medicamento dispensado correctamente no está sujeto a devoluciones de ningún tipo, sea de nevera o no. Sin embargo, como cualquier oficina de farmacia también conoce, se suelen hacer excepciones a los clientes habituales, ya que es norma común casi en cualquier establecimiento no farmacéutico aceptar devoluciones. En este caso, el real decreto abre la puerta a las devoluciones por error o por retrasos de más del 50% del tiempo estimado de servicio.

 Limitaciones en cuanto al marketing

El hecho conocido de los precios estipulados en cuanto a los medicamentos hace evidente que no se puede competir a precio. Por lo tanto no será un factor diferenciador de una Web de farmacia. Asimismo, so podrán realizarse regalos, premios, obsequios, concursos, bonificaciones o actividades similares como medios vinculados a la promoción o venta al público de dichos medicamentos. Sin embargo, SI existe un precio en el que se puede competir: En la distribución. Los más arriesgados vendedores online deberán ‘bajar el precio’ con precios más competitivos en la entrega, o bien incluso regalándola. No parece haber limitaciones al respecto, siempre que no se considere que se promociona un medicamento por encima de otro.

Una pregunta que sí que hay que hacerse es ¿es posible regalar, por ejemplo, bonos por volumen de compra, sean medicamentos o productos de parafarmacia? Lo cierto es que, considerando que la tienda online no será (en la mayoría de los casos), tan sólo de farmacia sino de parafarmacia, entramos en territorio extraño.

En cuanto a la promoción de la farmacia comenta que estará ‘vigilada’ sin establecer los criterios. Asimismo, y como ya hemos comentado, no se podrá hacer publicidad de los ‘beneficios’ del medicamento, más allá de la literalidad del prospecto.

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑