Voy a introducir brevemente los conceptos de Proyecto, Programa y Portfolio. Primero de todo entender dónde está cada uno, desde una perspectiva de pertenencia de quien a quien.

Los portfolios son una serie de proyectos y programas que se han de seleccionar adecuadamente para dar respuesta a los objetivos cambiantes de una organización. Una organización dispondrá habitualmente de un portfolio de proyectos, como dispone habitualmente de una sola definición de objetivos organizativos. Como todo en la vida, esto puede ser matizado, pero igual que se puede matizar el concepto de organización. Una organización puede considerarse la matriz de una empresa o una división de la misma, y de igual modo podrían considerarse sus porfolios.

Un programa es una serie de proyectos que están orientados a la consecución de unos objetivos particulares y definidos, de largo alcance, de la organización. Para su consecución, el programa ejecutará una serie de proyectos con el objetivo de cumplir dichos objetivos. Un programa pertenecerá al portfolio.

Por último, un proyecto tiene un objetivo determinado en un tiempo determinado. El resultado de un proyecto está bien definido. Un proyecto puede pertenecer o no a un programa, pero siempre pertenecerá a un Portfolio.

En la siguiente ilustración vemos la relación entre Porfolios, Programas y Proyectos.

capitulo1

En la figura vemos las relaciones que hemos comentado antes, de una forma sencilla. Un portfolio agrupa todos los proyectos de la organización. Tenemos dos programas, cada uno con varios proyectos y el proyecto 6 que, aunque no forme parte de un programa concreto, indefectiblemente pertenece al portfolio de proyectos.

Por lo tanto, tengamos un portfolio de proyectos por organización, ya sea una matriz o una división organizativa. En este portfolio tendremos varios programas, entendiéndolos como conjuntos de proyectos destinados a una serie de objetivos concretos o para disponer de unos beneficios concretos. El programa, por lo tanto, se centra en la consecución de unos beneficios más que de un resultado concreto, que es de lo que se encarga un proyecto.

Hablemos de planificación. Un proyecto tendrá una planificación clara, esto es, un principio y un fin de proyecto. La planificación de un programa no es más que la suma de los proyectos que lo componen. Por último, un portfolio carece de planificación como tal, es la planificación de los objetivos de la empresa lo que se ha de cumplir.

 

Anuncios